Esto es lo más cerca que estaremos de la verdadera magia

Es emocionante tener un registro gráfico de los momentos especiales en la vida de una familia, poder recordar más adelante a nuestros hijos pequeños o los meses esperando un bebé.

Un estudio fotográfico es siempre un bonito recuerdo, y es importante que sea realizado por un profesional que pueda garantizar la obtención de buenos resultados aún en las condiciones más desfavorables.

Ofrezco una sesión de dos horas, considerando 30 minutos antes de la toma, en caso de solicitar maquillista profesional. La toma puede ser realizada en estudio o en locación, en caso de fotos de embarazos, vamos a tu casa si es que tu embarazo está muy avanzado o si deseas que la toma se realice en un lugar específico, como el jardín o la estancia.

Puede participar, además de la mamá, cualquier otro integrante de la familia. Si tienes algo en mente que te gustaría recrear, lo platicamos para que lo llevemos a cabo y se se vea reflejado en el producto final, o si prefieres, puedes dejar todo en mis manos, puedo asegurarte que el resultado te encantará.

Una vez que concluya la toma, las fotos se subirán temporalmente a una galería privada en línea para que puedas elegir las que más te gusten para retoque en Photoshop, donde cuidaré hasta el más pequeño detalle; éstos mismos archivos los tendrás en alta resolución por si quieres usarlos más adelante.

Familias

¿Por qué no traer a toda la familia al estudio? ¡Aprovechemos para tomar muchas fotos antes de que sus hijos dejen de hacerles caso!

Niños

Esta es la niñez que nuestros hijos recordarán

Esto no siempre es fácil,  si lo tuyo son las fotos de bebés disfrazados dentro de lechugas, entonces no importa si no me llamas, pero en caso de querer fotos que no arruinen el autoestima de tu hijo durante la adolescencia, llámame para que hagamos las imágenes de la niñez que nuestros hijos recordarán.

Preguntas frecuentes en las fotos de embarazo

¿Cuándo es el momento adecuado?

Por nuestra experiencia te recomendamos que dejes pasar algo de tiempo para que puedas lucir tu vientre, sin embargo no debes esperar demasiado, pasando la semana 26 debe ser notorio el crecimiento y aún debes poder moverte con comodidad, si dejas llegar la semana 33 en adelante quizá empieces a retener líquidos o a sentirte incómoda para poder tener una sesión de fotos. Lo más importante es que te sientas bien. Si te sientes bien, esto se reflejará en las fotos; si estás incómoda, cansada o nerviosa, también se reflejará.

¿Quién debe acompañarme?

No todo el mundo está acostumbrado a los flashes o le gusta ser retratado, por lo que es importante que vengas con alguien que te inspire confianza y te apoye. Algunas veces las mamás o hermanas solo ponen más nerviosa a la modelo, por lo que es fundamental que elijas con cuidado a tu acompañante, trata que te dé confianza y seguridad.

¿Cuántas fotos se toman? 

Esto es muy variable, quizá eres una persona extrovertida que se siente relajada muy rápido o quizá eres tímida y tardamos más en obtener una toma perfecta. En cualquier caso siempre tomamos imágenes suficientes para poder tener buenas. Al terminar la sesión calificamos la toma, es decir, eliminamos aquellas fotos «malas» (parpadeos o muecas extrañas) y las mejores imágenes las podrás revisar temporalmente en una página de internet exclusiva para ti. Ahí estarán todas las fotos (las podrás descargar desde ahí si quieres conservarlas todas) en resolución de pantalla para que elijas tus 5 favoritas (no aptas para impresión). Esas se irán a retoque, es decir, las revisaremos usando Photoshop para cuidar TODOS los detalles: piel, luces, fondos, pelo, etc., para que queden impecables. Serán éstas las que se te entreguen en alta resolución (las podrías imprimir a 11×14 pulgadas), en dos versiones (color y B&N) . Si quieres que retoquemos más de las 5 que están incluidas en el precio base, se cotizarán de manera independiente. 

¿Cuánto dura la sesión? 

La sesión de fotos tiene una duración de entre una hora y media hasta un máximo de 2.5 horas. Al llegar, pasas a maquillaje mientras platicamos contigo para asegurarnos que te sientas cómoda y que nos cuentes todas tus ideas para que ninguna quede fuera del proyecto. En caso de tener alguna idea complicada que requiera montajes o alguna producción especial, es importante que nos los digas antes del día de toma para tener todo listo.

Qué debo traer a la toma? 

Si quieres trae música, todo siempre es mejor con música. Si traes tu iPod, iPhone o cualquier otro reproductor pondremos la música que más te agrade. Recuerda que nuestro objetivo es que quien sea fotografiado sea quien más a gusto esté. La maquillista trae su propios productos, sin embargo, recomendamos que traigas tu rimel para evitar infecciones en los ojos; embarazada, cuidar tu salud es fundamental. Ven con ropa cómoda, con la que te guste cómo te ves, evita aquello que te deje marcas en la piel y ven dispuesta a divertirte que finalmente es lo más importante. Si quieres usar tacones, no olvides unas pantuflas que puedas usar para los momentos que no estés frente a la cámara. Trae agua y algo ligero para comer que te mantendrá con energía durante la toma.