Tengo una alumna a quien le doy clases particulares de foto e invirtió una MUY fuerte suma en equipo fotográfico, en estos días se va  a tomar fotos a un campamento en Maine.

Mis exalumnos comentan que nadie debería ser fotografiado a 24 megapixeles,  pues es infame el nivel de detalle que se logra, después de algunas de las tomas de la colección tengo que depilar las cejas que rebeldemente aparecen entre los ojos.

Pero a pesar de que la mejor parte de un pasa tiempo es el shopping, la verdad es simple, la foto NO es el equipo,  entre mis más talentosos alumnos (algunos de ellos con blogs  recomendados a la derecha de este post) toman fotos con equipos muy básicos.

Hace MUCHOS años Roiz y yo empezamos a fotografiar a todas nuestras amigas, algunas se hicieron celebridades,  otras terminaron en rehabilitación, eran tiempos apocalípticos,  el cambio de siglo se nos venía encima y de todas las áreas del diseño, la foto y la ilustración ocupaban la mayor parte de nuestro tiempo,  en aquellos días antes de hacernos maestros de foto,  todo lo resolvíamos con foto-lamparas ,  más de una vez quemamos la instalación eléctrica al incursionar con cuarzos!

Productos miseria patrocinaba nuestro equipo, armados con una Yashica y una lente de 50mm todo lo resolvíamos con 3 palillos, nuestras entregas viejas eran perfectos rebotes de luz, así hicimos nuestro primer portafolio,  con nuestro laboratorio montado en un baño,  más de una vez nos intoxicamos con los químicos, la dermatitis era una constante, ya despúes compramos pinzas! y un maestro nos regaló un flash!!!

Desde ese día y hasta la fecha nos hemos hecho de un equipo más respetable, aunque aun tengo la costumbre de convertir cualquier rincón en una posible locación.

Creo que la mejor muestra de esto es el video que les pongo sobre este texto, la fotografía es ENTENDER la luz,  el resto es un accesorio,  disfruten el video.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *